Cobardías varias


bakarrik

Hay cobardías coyunturales,
y hay cobardías perennes,
las hay también maquilladas de consejo,
aparecen, mira tú, en forma de mirada arremolinada
o de despecho demoledor;
las hay fiscalizadoras y juzgadoras de lo ajeno
Hay cobardías descaradas y arrogantes
y las hay a dieta o a dieta de engorde.
Hay, cómo no, cobardías de ego reventado
o vestidas de cortina de humo;
las hay desagradables y frías
o las hay familiares y hogareñas.
Las hay sibilinas y traperas
o vendedoras de quimeras;
las hay silenciosas y sigilosas o
bullosas y torponas.
Hay , fíjate ya, cobardías mensuales con paga extra,
y las hay a plazo fijo o las hay liberadas asalariadas; las hay con y sin crucifijo.
Las hay negras y grises,
aunque todas sean de piel caucásica;
las hay, por supuesto, con y sin apariencia
y las hay, velo ya, invisibles y miopes.

También pasean , míralo pues,cobardías aleccionadoras
y cobardías de avestruz.
Las hay grandes y pequeñas
largas y cortas,
las hay déspotas y egocéntricas
o calladas y remilgadas.
Y todas ellas, absolutamente todas, son miserables y mezquinas,
pobres y castrantes, crueles y conformistas, sosas y cuadradas
pero sobre todo, aburridas…..muy aburridas.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s